que es seguro de decesos

Qué es un seguro de decesos

¿Qué es un seguro de decesos? Te contamos en qué consiste un seguro de decesos y cómo puede ayudar a la familia tras un fallecimiento.

Cuando alguien fallece, asumir los costes del fallecimiento y llevar a cabo todos los trámites administrativos puede suponer un proceso muy duro para la familia.

Contratar un seguro de decesos es una buena opción para liberar a la familia de las cargas económicas y emocionales que conlleva el proceso tras el fallecimiento. Un seguro de decesos es más un servicio que un seguro basado en una compensación económica por alguna situación que contemple el contrato, puesto que se encarga de cubrir los gastos tras un fallecimiento.

Pero, ¿qué es un seguro de decesos? ¿cómo puede ayudarnos? Hoy estamos aquí para resolver estás y otras preguntas y ofrecer soluciones para afrontar el proceso de la mejor manera posible.

¿En qué consiste un seguro de decesos?

Un seguro de decesos consiste en prestar y coordinar los servicios funerarios cuando se produce el fallecimiento del asegurado y brindar apoyo psicológico a los familiares. 

Es un medio que facilita la gestión emocional de la familia en cuanto a los trámites y las gestiones que se necesitan realizar cuando una persona fallece. La familia solamente necesita notificar a la compañía aseguradora cuando se produzca el fallecimiento de la persona asegurada. 

Por esta razón, el asegurado debe informar a la familia de que ha contratado un seguro de decesos y proporcionarles toda la información necesaria para que puedan notificar a la compañía el fallecimiento. Las compañías cuentan con un teléfono y servicio 24 horas para comenzar los trámites justo cuando la familia lo notifique.

Con un seguro de deceso, el pago de los gastos derivados del servicio de sepelio y de los trámites administrativos se aseguran previamente para facilitar todo el proceso una vez se produce el fallecimiento del asegurado y liberar a los familiares de los gastos. Todas las coberturas deben estar correctamente detalladas en el contrato para evitar problemas. Además, este seguro ofrece la facilidad de renovarlo automáticamente cada año.

Capital asegurado en caso de fallecimiento

Los gastos de un entierro en España suelen oscilar entre los 3.000 € y 4.000 €, por lo que resulta aconsejable contratar un seguro de deceso para asegurar una cifra económica que ronde ese coste y evitar dejar una imprevista carga económica a nuestros familiares.

El coste del seguro se establece en función de los servicios contratados, la edad del asegurado y del número de asegurados en la póliza. Dependiendo de la ciudad, en España el precio del seguro de decesos suele variar. 

El servicio funerario que presta la compañía viene limitada por la suma asegurada y los servicios definidos en el contrato.Si tras haber realizado el servicio de sepelio y todos los trámites requeridos queda capital disponible, la diferencia debe ser entregada a los herederos del fallecido.

¿Qué cubre un seguro de decesos?

Lo primero que debe hacer el asegurado al contratar un seguro de decesos es elegir el tipo de servicio funerario que desee en el momento de su fallecimiento. Puede elegir entre la inhumación, es decir, el enterramiento; las tasas de inhumación en el caso que tenga una propiedad en un panteón, sepultura o nicho; o la incineración. 

Un seguro de decesos cubre el servicio de sepelio y se hace cargo del coste del féretro o la urna crematoria, del tiempo que este pase en el tanatorio, de las esquelas, la corona de flores, del coche fúnebre y del entierro o la incineración. Además, el asegurado puede adaptar los elementos mencionados a las costumbres de su localidad de residencia si así lo desea.

En cuanto a las gestiones administrativas, el seguro cubre los gastos de los trámites como la baja en la seguridad social, herencia, certificado de defunción, solicitud de pensión de orfandad o viudedad, inscripción en el registro civil, fe de vida, partidas de defunción y testamento. 

Gracias a estos servicios, una aseguradora puede quitarnos de encima esta árdua tarea en momentos tan difíciles.

Coberturas adicionales

El asegurador puede contratar servicios adicionales en su seguro si lo desea, teniendo en cuenta su situación. 

Puede ocurrir que el fallecimiento se produzca en otro lugar fuera de su residencia habitual. En este caso, es necesario repatriar el cuerpo si se encuentra en un lugar lejano al domicilio habitual o en otro país. 

Es un servicio oportuno para las personas que residen en el extranjero o que realizan viajes internacionales con frecuencia. Los costes de repatriación son bastante elevados, por lo que contratar un seguro de decesos es una opción que aleja de grandes desembolsos.

Esperamos que este artículo haya sido informativo para conocer qué es un seguro de decesos. Si deseas conocer más información, en Seguros de Salud Barato estamos a tu disposición en cualquier momento.